Wednesday, 6 May 2009

Another “BRIC” in the world

POR: CEGUIR

El primero de octubre del 2003 uno de los grupos financieros más grandes del mundo Goldman Sachs publica un artículo llamado “Soñando con BRICs: el camino hacia el 2050”. Las siglas se refieren a cuatro países: Brasil, Rusia, India y China.
En este artículo, los investigadores de Goldman Sachs en coordinación con otros, detallan como estos cuatro países pueden a futuro tener un crecimiento económico que en conjunto superaría al de los actuales bloques económicos existentes como es el caso de la Unión Europea.

El encargado de dicha investigación fue Jim O’Neill economista global en Goldman Sachs quien en coordinación con varios investigadores regionales conformaron este documento.

Esta investigación se centra en los siguientes aspectos:

o En los próximos cincuenta años, estas cuatro economías pueden convertirse en una fuerza más grande en la economía mundial. Utilizando proyecciones demográficas y un modelo de acumulación de capital y crecimiento de productividad se elaboró un esquema de crecimiento del PIB, variaciones del tipo de cambio y del PIB per-cápita en las economías de los BRICs hasta el 2050.
o Los resultados son asombrosos. Si las cosas van bien, en menos de 40 años los BRICs conformarían un bloque más fuerte que en ese entonces los G6 (ahora G8).
o Estas afirmaciones se basan en el hecho de que las economías mencionadas han cambiado sus sistemas políticos para adaptarse al capitalismo global lo que les permitirá tener un crecimiento mayor al de las economías fuertes, así como políticas que permitan este crecimiento.
o Este artículo predice que China e India serán los proveedores globales dominantes de tecnología y servicios, mientras que Brasil y Rusia tendrán un dominio semejante pero como proveedores de materia prima.
o Derivado del estudio, el crecimiento del PIB estos países se mantendrá a un paso estable durante todo el periodo de estudio, sin embargo, muestra mayor dinamismo durante los primeros treinta años y disminuye significativamente en los últimos veinte.

¿Pero cuales pueden ser las cuestiones desfavorables para este bloque?

Un paso lógico que deben seguir estas economías es el de la unión, exactamente como ocurre con los bloques económicos. Sin embargo, se debe de tomar en cuenta que una característica de estos bloques es que se conforma por países cercanos facilitando el crecimiento económico. Esta cuestión no es una característica de estos países ya que relativamente sólo tres de los cuatro se encuentran cerca dejando a Brasil geográficamente lejos de los demás.

Los investigadores afirman que “si todo sale bien”, estos pronósticos se cumplirán ya que las economías habrán adoptado las políticas adecuadas para el crecimiento. Por otro lado si “las cosas no salen bien”, los pronósticos no se cumplirán. ¿Qué implica que las cosas no salgan bien? Esta pregunta puede implicar muchos aspectos, desde aspectos internos como externos, si tenemos que en el país se diera un golpe de estado y el régimen no siguiera las políticas que se habían propuesto “las cosas no serán buenas” y este se consideraría un aspecto interno. Si por ejemplo un problema de salud aquejara al país como es el caso de la diabetes, entonces tampoco “las cosas saldrían bien”.

Menciono el caso de la diabetes porque según la Organización Mundial de la Salud en un estudio de proyección de esta enfermedad, para el 2030 los países latinoamericanos incrementarán al doble el número de diabéticos[1]. Si planteamos un caso hipotético donde no se cuente con los recursos ni el medicamento suficiente, tenemos que la planta laboral brasileña disminuirá a causa de esta enfermedad y los costos para combatirla serán enormes.

El ritmo de vida en la actualidad ha desatado una serie de enfermedades que conforman un fenómeno denominado “burnout” que se presenta en las ciudades donde el ritmo de vida esta es acelerado y con mucho estrés. En estas ciudades predomina el sedentarismo y la mala alimentación lo que contribuye al desarrollo de estas enfermedades. Tomando en cuenta el factor salud, tenemos que las proyecciones de este grupo financiero se invalidarían.

Los factores que contribuirían a que no se cumplan las proyecciones son bastantes, sin embargo, en un panorama donde no predominen estos factores es posible que estos países alcancen el crecimiento de las proyecciones.

Metodología
[2]

La metodología utilizada para la proyección se basa en un modelo de crecimiento por acumulación de capital. Dicho modelo fue propuesto por Robert Solow en 1956 y se basa en una serie de supuestos que permiten a una economía el crecimiento por acumulación de capital y tecnología, el modelo se denomina “modelo de Solow” y está matemáticamente fundamentado en una función de producción Cobb-Douglas. El modelo se representa de la siguiente manera:


Los resultados principales del modelo son los siguientes:
o El crecimiento económico no se determina dentro del modelo, por lo que el crecimiento de la tecnología es el que determina el crecimiento económico y este es un factor exógeno.
o Se incluye la hipótesis de convergencia, la cual se refiere a que las economías tienden a un equilibrio dinámico-estacionario.
o Lo anterior implica que durante los primeros años las economías tendrán una tasa de crecimiento alta que irá disminuyendo conforme se acerque al estado estacionario, de ahí que la proyección de Goldman Sachs indica que el crecimiento de los BRICs será alto en los primeros años y disminuirá paulatinamente.

Conclusión

Como podemos observar, el planteamiento de este bloque de los BRICs, es un estudio detallado sobre las posibilidades de estos cuatro países en un escenario económico cambiante. Tomando en consideración factores macroeconómicos y aplicando medidas necesarias, será posible esta proyección, sin embargo, en este mismo entorno siempre cambiante son muchos los factores que contribuyen a que dichas proyecciones no se cumplan. Factores como los de la salud pública intervienen de manera significativa para frenar este crecimiento. Tal es el caso de la diabetes, enfermedad que silenciosamente avanza y en varios años será tema de gran importancia que necesitará de esfuerzos sobrehumanos para frenar sus efectos devastadores sobre todos los ámbitos incluyendo el económico. Por otro lado para países con un ingreso elevado, esta enfermedad también crece pero a un ritmo menor, lo que implicaría que es una enfermedad que se recrudece con la pobreza imperante en muchos países latinoamericanos como lo es Brasil. Afirmar que la diabetes es una enfermedad de la pobreza implica una explicación más amplia fundamentada en las investigaciones ya hechas tanto por la Organización Mundial de la Salud como de otros organismos que indagan en el tema y claro que lo explicaré con más detalle en otro artículo especialmente para la enfermedad, dicho tema abarca un campo de estudio de la economía denominado “economía de la salud”.