Wednesday, 7 October 2009

El razonamiento económico y las relaciones humanas

POR: CEGUIR

Ciertamente las relaciones humanas son difíciles de entender, bien reza una frase: “la razón no entiende las razones del corazón”, sin embargo, aún con toda esa magia que envuelve las relaciones humanas todas conllevan un razonamiento económico… ¿Qué?, ¿cómo? Pues aunque usted no lo crea, así es. En este escrito trataré de explicar mediante diversos enfoques de la teoría económica como es el funcionamiento de dichas relaciones.

El interés personal, el modelo de optimización y las relaciones humanas

En el siglo XVIII, Adam Smith[1] formuló la primera teoría general de desarrollo económico y uno de sus supuestos fundamentales indica que los capitalistas entran al mercado para producir y vender bienes en su afán por obtener beneficios, al obtenerlos, invierten más, lo que implica niveles más altos de producción y finalmente un nivel mayor de ingreso para la población. De esta manera, los capitalistas eran impulsados por un interés, éste era el de obtener un beneficio económico lo cual generaba bienestar para la población.
A todo esto usted estimado lector dirá: ¿y eso qué?, pero precisamente este hecho me ayuda a aterrizar la idea puesto que el ser humano siempre estará movido por un interés, ¿o no?, éste lo llevará a buscar la mejor alternativa a su alcance y bajo ciertas restricciones, los economistas le llamamos a esto el problema de optimización[2].

El problema de optimización indica la utilización de técnicas matemáticas que nos ayudan a encontrar ese punto de máxima satisfacción -o como le llamamos los economistas- punto de saciedad, sin embargo, usted estimado lector podrá argumentar que eso no es posible puesto que las personas no andan por el mundo calculando funciones de utilidad óptima para cada situación y tendría razón. El modelo de maximización de la utilidad predice muchos aspectos del comportamiento, a pesar de que nadie va por el mundo con una calculadora que lleve programada su función de utilidad personal, los economistas suponemos que la gente se comporta de esa manera (Nicholson, 2007).
Pongamos un ejemplo para que se entienda, un jugador de fútbol que está a punto de ejecutar un tiro libre desde afuera del área grande, no utiliza ningún instrumento para calcular la fuerza que debe imprimirle al balón, ni que trayectoria debe seguir el esférico para entrar justo donde el portero no lo alcanzará, sin embargo lo hace, le imprime la fuerza para que el balón sea inalcanzable para el portero, pero no tanto como para pasar a un lado de la portería.

Retomando el interés personal, desde los tiempos en que el modo de producción preponderante era la comunidad primitiva, un ser humano, al que llamaremos George, buscó sobrevivir a los diversos peligros existentes, como no podía valerse por sí mismo buscó unirse a otros de su misma especie y con ello lograr sus cometidos con mayor facilidad.

El principal interés de George era el de sobrevivir y esto lo forzó a unirse con otros, pero analicemos un poco, él no iba a formar grupo con seres menos fuertes o hábiles que él, no, buscaría a los más aptos para sentirse más seguro (principio optimizador).

En la actualidad el tema es similar, George tiene la necesidad -o el interés- de sentirse parte de un grupo, es decir, de sentirse aceptado y para ello buscará (inconscientemente) aquel grupo con el que sea más compatible. En su afán por encontrar la compatibilidad, conocerá una enorme cantidad de personas con ideales distintos, es entonces cuando comienza el proceso discriminatorio[3] de su parte ya que escogerá, entre todos los grupos, con el que se sienta más cómodo.
En este proceso discriminatorio, George encontrará grupos de personas con las que comparta más de una afinidad y querrá unirse a ambos, sin embargo, estos grupos por distintas razones no son compatibles, por lo que George tendrá que analizar su costo de oportunidad[4] en este proceso George analizará las distintas opciones, tanto los pros y los contras de cada uno de los grupos y al final decidirá con quien se siente más cómodo.
Hasta ahora he analizado un tipo de relación que puede establecer George, sin embargo, los medios en los que se desarrolla implican muchas relaciones (amorosas, familiares, laborales, amistosas, académicas políticas, etc.).
Como dice el dicho: “siempre hay un roto para un descosido”, las relaciones que van más allá de una amistad suelen terminar en noviazgo y hasta en matrimonio, ¿pero cómo el razonamiento económico me puede llevar a escoger a la persona que en ese momento me parece más adecuada? Para ver un poco más a detalle esta situación echaremos mano de la teoría del consumidor de la microeconomía.

La elección de pareja y la Teoría del Consumidor
Debido al grado de dificultad que presentan las relaciones humanas es necesario utilizar una metodología específica para su análisis, dicha metodología nos va a permitir aproximarnos a la realidad, los economistas contamos con un arma muy poderosa a la que llamamos modelos[5] plagados de supuestos[6] que nos ayudan a simplificar la realidad.

Vamos a plantear un pequeño modelo que involucre a George nuevamente, en este escenario, él cuenta con un trabajo como cualquier individuo y los fines de semana acude a fiestas donde conoce muchas mujeres con las que puede salir.


Como ya se había comentado, todo modelo cuenta con una serie de supuestos, aquí detallaremos los que están anclados a este modelo:

1.-Las preferencias del individuo cumplen con los axiomas siguientes:

Axioma de completitud.- Se supone que la indecisión no paraliza a los individuos; es decir, éstos comprenden totalmente las dos alternativas y siempre son capaces de decidir cuál de las dos es la deseable (Nicholson, 2007). En términos más sencillos, George no pasará problemas por no saber tomar una decisión entre dos mujeres (es decir, evitará un conflicto amoroso), esto nos lleva a concluir que es una persona que sabe lo que quiere.

Axioma de monotonía.- Se refiere a que el consumidor prefiere más que menos, estrictamente más de cada bien es estrictamente mejor (Tian, 2002). En términos sencillos, George preferirá una relación donde se sienta más cómodo y bajo ninguna circunstancia cambiará esa relación por otra donde se sienta menos a gusto o incómodo.

El planteamiento de los axiomas anteriores, nos llevan a concluir que este es un escenario donde existe la monogamia (o que no hay lugar a infidelidades).

Una fiesta es el escenario perfecto para conocer gente y posiblemente hasta se puede encontrar pareja, en una típica fiesta hay un universo de mujeres con las que George puede salir, gráficamente representaremos este universo de mujeres en un plano cartesiano:


El gráfico 1.A representa el universo de mujeres en la fiesta, sin embargo, por cuestiones de gustos y preferencias no todas las mujeres son del agrado de George, a él sólo le gustan las mujeres rubias y de mediana estatura, por lo que no platicará con todas, en este caso, después de un sondeo general, se da cuenta de que en la fiesta aproximadamente la mitad de las mujeres cumplen con esta característica. (Gráfico 1.B).
Posterior a este proceso discriminatorio, existe otro filtro que ayudará a George a escoger a la mujer con la que se dispondrá a bailar, dicho filtro es aplicado cuando George platica con las mujeres rubias y de mediana estatura, adicionalmente a estas características le gusta que sean mujeres que bailen y que además sean inteligentes, gráficamente podemos ver este proceso:

En el gráfico 2 podemos ver que se va haciendo una reducción de las mujeres que le agradan a George mediante diversos filtros que aplica, el punto A representa aquellas mujeres que son rubias y de mediana estatura, el punto B representa las mujeres que son rubias, de mediana estatura y que además son inteligentes y bailan.
Supongamos que George después de hacer un sondeo a las mujeres asistentes a la fiesta se encuentra con dos mujeres que le atraen, las dos cumplen con la característica de ser rubias y de mediana estatura, sin embargo la primera, a la que llamaremos Petra, es sumamente inteligente pero no sabe bailar, la segunda, a la que llamaremos Cata, sabe bailar muy bien aunque no es muy inteligente. Así es como en una fiesta, mediante un razonamiento económico, George conoció a dos jovencitas con las que podría, en un futuro, salir a comer e incluso hasta formar una relación de noviazgo.
La semana que siguió George Salió en alternadas ocasiones tanto con Petra como con Cata, las conoció mejor para escoger entre ellas a la que se volvería su novia. Nuevamente George empleó un análisis de costo de oportunidad para escoger a la mujer con la que comenzaría su relación, analizó primero las cualidades de ambas chicas y posteriormente sus defectos, en determinado momento él se encontraría feliz si saliera con las dos, es decir, encontraría su utilidad máxima estando con ambas mujeres pues las cualidades de ambas se complementan (Gráfico 3.A). Sin embargo, los supuestos de este modelo no permiten que George sea indeciso ni que tenga una relación de noviazgo con dos personas a la vez, por lo que al final de cuentas se decide por Cata, a este hecho los economistas le llamamos solución de esquina.

Donde:
U: Representa la curva de utilidad
P: Un triangulo que contiene a todas las mujeres rubias, de mediana estatura, inteligentes y que bailan.
Los ejes no representan en sí a la persona cuyo nombre está escrito, se refieren a las cualidades que llaman la atención de George, mientras más lejos del origen corte la recta significa que más cualidades tiene la persona por lo que es más atractiva para George.

El Gráfico 3.B detalla la solución de esquina, pues bajo el supuesto de que no puede existir la bigamia, George se decidió por Cata quien en términos de la teoría del consumidor, le reportó mayor nivel de utilidad, es decir, Cata fue con la que se sintió más a gusto.

El noviazgo y la teoría de juegos
Después de haber analizado como una persona, mediante el razonamiento económico, se puede hacer de una pareja, ahora vamos a abordar la etapa siguiente que es la del noviazgo, en mi opinión personal, el noviazgo es una relación que conlleva una coordinación, se comparten gustos e intereses entre dos personas y también debe perdurar la comunicación. Sin saberlo, el razonamiento económico juega un papel preponderante en la relación de pareja, pues las características que mencioné son parte de una estrategia para hacer que la relación funcione y perdure.
Los economistas contamos con una herramienta matemática muy poderosa llamada teoría de juegos, dicha herramienta utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados juegos) y llevar a cabo procesos de decisión. John Von Newman y Oskar Morgensten son los encargados de introducir este concepto en su libro: “Theory of Games and Economic Behaviour” en 1944.
La teoría de juegos estudia decisiones realizadas en entornos donde interaccionan. En otras palabras, estudia la elección de la conducta óptima cuando los costes y los beneficios de cada opción no están fijados de antemano, sino que dependen de las elecciones de otros individuos. En otras palabras, George y Cata cuidarán su relación tomando las decisiones que beneficien a ambos evitando con ello los conflictos que pudieran terminar con la relación, a esto los economistas le llamamos equilibrio de Nash[7].
Supongamos un escenario donde la decisión que tome tanto George como Cata afectará la relación, un típico sábado la pareja se dispone a salir a dar un paseo, sin embargo, los gustos de ambos difieren: a George le gustaría asistir al estadio para ver el partido de fútbol, pero a Cata no le agrada tanto. Por otro lado, a Cata le gustaría ir a un concierto a sabiendas de que a George no le agradará tanto.
Por lo tanto, el juego está armado, para esto lo representaremos mediante una tabla y le asignaremos valores del 1 al 10 para denotar una escala de agrado, cada jugador utilizará una estrategia diferente para convencer al otro que la mejor opción es el lugar que él/ella prefiere. Sin embargo, quedarse en casa no es tan buena opción.

En pocas palabras, la relación de pareja obliga a que sus miembros planteen estrategias que permitan el funcionamiento óptimo de la pareja, por lo que toda la relación está llena de estrategias ancladas a la teoría de juegos.
Conclusión


En este escrito traté de explicar como las relaciones humanas conllevan un razonamiento económico, quizá en primera instancia usted piense que el modelo planteado es de cierta manera egoísta ya que se centra sobre los gustos y preferencias de cada individuo, sin embargo, el modelo de la maximización de la utilidad no tiene nada que impida que los individuos obtengan satisfacción de hacer el bien en términos generales (Nicholson, 2007).
La interpretación de las relaciones humanas desde el enfoque económico es meramente subjetivo, es simplemente un intento por comprender la interrelación entre seres humanos, no quiere decir que sea “la manera” en como se dan las relaciones.
NOTAS


[1] Por muchos considerado como el padre de la economía.
[2] Lo que podría llamarse hacer más con la menor cantidad de recursos, o en este caso de esfuerzo.
[3] No me refiero a que sea racista ni nada por el estilo, sino al verbo transitivo que se refiere a seleccionar excluyendo.
[4] Es el precio que tenemos que pagar por tomar una decisión y no haber escogido otras alternativas que pudieron haber representado mayor ganancia. El costo de oportunidad es un concepto que se acuñó a principios del siglo pasado cuando economistas ingleses, encabezados por Alfred Marshall, dirimían con las ideas de la escuela austríaca encabezada por Friedrich Von Wieser con su Teoría de la Economía Social.
[5] Una estrategia de “aproximación” basada en la simplificación, que consiste en abstraer elementos los cuales se entienden como los más importantes determinantes del segmento de la realidad que se pretende estudiar. Se construye un esquema, no idéntico a la realidad, sino aproximado por simplificación.
[6] Los modelos económicos se construyen sobre unos principios de partida, llamados “supuestos”. Tales supuestos cumplen el mismo rol que los postulados en geometría. Es decir que:
1. No están sujetos a deducción de otros principios más básicos.
2. Son “razonablemente” verdaderos pero no necesariamente comprobables.
3. Funcionan como premisas en la estructura lógica para deducir las conclusiones y correlaciones que se encuentren en los niveles más bajos de generalidad.
[7] En honor a John Forbes Nash, para conocer un poco de su vida sugiero que vea la bella película, “Una mente brillante”, donde Russell Crowe interpreta a Nash.


Documentos consultados


De Ugarte David, Microeconomía del Amor o como los modelos económicos hablan de lo que mis amigos se preguntan los lunes, archivo electrónico disponible en: http://www.eumed.net/cursecon/libreria/2004/ped-du-amor.htm
http://www.zonaeconomica.com/modelo-econ-mico
http://www.el-universal.com.mx/tudinero/2507.html
Mas-Collel Andreu, Michael D. Whinston and Jerry R. Green, 1995, Microeconomic Theory, Oxford University Press, New York.
Nicholson Walter, 2007, Teoría Microeconómica, principios básicos y ampliaciones, novena edición, Thomson, México D.F.
Tian Gouqiang, 2002, Lecture notes microeconomic theory, Department of economics Texas A&M University, College Station Texas, documento electrónico disponible en: http://econweb.tamu.edu/tian/micro1.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_juegos