Sunday, 31 October 2010

La curva de Kuznets estatal para México

Uno de los fenómenos que más intrigan a los economistas es la desigualdad, es decir, porqué unos países son ricos y otros son pobres; de igual forma, porqué dentro de un país unos estados gozan de un nivel de ingreso per cápita mayor que otros.

En 1955, un economista llamado Simon Kuznets, quién fuese ganador del premio Sveriges Riksbank en memoria de Alfredo Nobel, planteó la primeta justificación teórica para la relación sistemática entre desigualdad e ingreso basado en migración que se derivó de su observación a los datos históricos (Deninger y Squire, 1998). Kuznets estableció que se puede suponer una onda larga en la inequidad que caracteriza la estructura secular del ingreso: ampliándose en las fases tempranas del crecimiento económico, cuando tiene lugar la transición rápida desde la sociedad preindustrial a la civilización industrial; posteriormente, se estabiliza durante un cierto lapso, y finalmente, se estrecha en las fases posteriores (Fujii, 1993).


Cuando se habla de las etapas tempranas de desarrollo en una sociedad, se habla de una economía agrícola donde predomina la mano de obra no calificada, por lo que la distribución del ingreso es más o menos equitativa. Sin embargo, una transición hacia una sociedad industrializada, demandante de mano de obra calificada, ocasionará un incremento en la desigualdad. De esta forma, desde que el primer trabajador del sector rural migra al urbano, la desigualdad incrementa y cuando el último trabajador rural se cambia, la desigualdad volverá a disminuir. Entre estos extremos, la relación entre desigualdad e ingreso promedio seguirá la forma de una U invertida (Bruno, Ravallion y Squire 1996).

Donde:
IN: Desigualdad (medido por un índice)
EG: Crecimiento económico (medido por la tasa de crecimiento del producto nacional o Producto Interno Bruto, PIB)

Lo que esto nos indica es que este proceso de migración debido a la industrialización generará una desigualdad inicial, y que en los procesos avanzados de crecimiento económico esta desigualdad disminurá generando condiciones igualitarias para los habitantes de un país.

En la actualidad, lo que se observa es que algunas naciones consideradas como desarrolladas son también las más desiguales, contrario a lo planteado por Kuznets; por otro lado, las naciones en desarrollo también presentan altas tasas de desigualdad.

Después de que Simon Kuznets publicara su estudio, muchos economistas analizaron el fenómeno bajo enfoques diferentes tratanto de contrastar el argumento de Kuznets sobre la posible relación gráfica entre crecimiento económico y desigualdad, los resultados son muy variados; en algunos casos se apoya la denominada "Hipótesis de Kuznets", en otros se argumenta que dicha relación no existe y por último, otros economistas argumentan que no existe relación alguna entre crecimiento económico y desigualdad.

Uno de los aspectos que más dificultan el estudio del comportamiento de la relación entre crecimiento económico y desigualdad del ingreso es la poca o nula información estadística disponible ya que no se cuenta con información oportuna de largo plazo sobre el ingreso de los individuos o de las familias que permita analizar este fenómeno bajo el mismo tenor en que lo análizó Simon Kuznets. Sin embargo, se puede utilizar la poca información disponible para generar algunas conclusiones importantes, a continuación se presenta la relación gráfica de la desigualdad del ingreso medido por el índice de Gini estatal para México calculado por Aguilar (2009) para los años 1994, 1996, 1998, 2000, 2002 y 2004 y la tasa de crecimiento del PIB per cápita:

Como se aprecia en las gráficas, la hipótesis de Kuznets se comprueba para 14 estados (Baja california, Durango, Guerrero, Estado de México, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán); sin embargo, hay que recordar que sólo se cuenta  con información para seis periodos y la hipótesis de Kuznets se construye con información de largo plazo que explica la transición de una sociedad pre-industrializada a una industrializada.

Por otro lado, en 10 casos la relación es de una U (Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Colima, Chihuahua, Distrito Federal, Hidalgo, Jalisco, Michoacán y Sonora), en 4 casos la relación es negativa (Chiapas, Guanajuato, Tlaxcala y Zacatecas), en el caso de Puebla, la relación es positiva y en 3 estados (Coahuila, Morelos y Sinaloa) la relación es prácticamente constante.

De manera general, se puede conlcluir que los estados que presentan una relación en forma de U en los periodos iniciales de estudio tenían altos índices de desigualdad, estos índices disminyeron y posteriormente, por alguna razón que no se discutirá aquí, volvieron a incrementar.

De la misma manera, los que cumplen con la hipótesis de Kuznets al inicio del periodo de estudio presentaban bajos índices de desigualdad, por alguna razón incrementaron y posteriormente volvieron a disminuir.

Para los estados que presentan una relación positiva, los índices de desigualdad siempre han ido incrementando a la par de la tasa de crecimiento del PIB per-cápita.

Para el caso de los estado que presentan una relación negativa, los índices de desigualdad siempre han ido disminuyendo a la par de la tasa de crecimiento del PIB per-cápita.

Si bien estos resultados gráficos nos permiten generar algunas conclusiones sobre el estado actual de la desigualdad en nuestro país, también es importante conocer las causas de esta desigualdad. En este sentido, la literatura sobre esta relación hace enfásis en que dos son los factores más importantes en la determinación de la desigualdad del ingreso y por lo tanto un lento crecimiento económico, estas son la educación y la apertura comercial; la primera porque permite que los indivuduos adquieran habilidades para ingresar al mercado laboral como mano de obra calificada, incrementando su ingreso, este hecho abate la desigualdad, el segundo factor incide sobre la desigualdad ya que al existir un proceso de apertura comercial se genera demanda de los productos en los que el país tiene ventaja comparativa, lo que incrementa la demanda de mano de obra que los produce y con ello menor desigualdad.

Este tipo de análisis se puede utilizar para generar política económica, de hecho hay una rama de la literatura llamada "pro-poor growth" o crecimiento en favor de los pobres que se centra en abatir la desigualdad y la pobreza a través de políticas de crecimiento económico.

El estudio de la relación entre crecimiento económico y desiguadad y los llamados mecanismos de transmisión (educación y apertura comercial, entre otros) es precisamente el tema que estoy abordando en mi tesis para obtener el grado de maestro en ciencias económicas con especialidad en desarrollo económico. Ha sido objeto de esta entrada dar a conocer a grandes rasgos lo que tanto tiempo me ha impedido publicar con regularidad en este espacio y que esta por llegar a su fin.
_________________________________________________________

Documentos consultados

Aguilar Gutiérrez Genaro, 2009, ¿Puede el crecimiento económico eliminar la pobreza?, UNAM, Instituto de Investigaciones Económicas, Consejo de Investigación y Evaluación de la Política Social, México D.F.

Bruno Michael, Martin Ravallion and Lyn Squire, 1996, Equity and Growth in Developing Countries, Old and New perspectives on the policy issues, Policy Research Working Paper No. 1563, The World Bank.

Fujii, Gerardo, 1993, Crecimiento Económico y Distribución del Ingreso, Investigación económica, 206, UNAM, octubre-diciembre.

Klaus Deininger, Lyn Squire, (1996), News ways of looking at old issues: Inequality and growth, the world  Bank, Washington D.C. USA. Journal of development Economics. Vol. 57.

Kuznets Simon, 1955, Economic Growth and Income Inequality, The American economic Review, Vol. 45, No.1, pp. 1-28.