Tuesday, 4 October 2011

Se anunciará el Premio Nobel de Economía el 10 de octubre

El día 10 de octubre se anunciará el acreedor al premio Nobel de economía de este año el Sitio Thomson Reuters publica una lista de los candidatos posibles para este año que son:

  1. Merton H. Miller profesor de finanzas de la Booth Escuela de Negocios, Universidad de Chicago. Por su análisis sobre la intermediación financiera y monitoreo.
  2. Jerry A. Hausman profesor en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) en conjunto con Halbert L. White Jr. De la Universidad de California San Diego, por sus contribuciones a la econometría, en específico la prueba de especificación de Hausman y la prueba de errores estándar de White.
  3. Anne O. Krueger profesora de la Universidad John Hopkins en conjunto con Gordon Tullock de la Universidad George Mason Por su descripción del comportamiento buscador de ganancia y sus implicaciones.

Por su parte, el blog Free Exchange de The Economist, contempla casi los mismos economistas que Thomson Reuters, sin embargo, establece que el premio tiende a cambiar entre rama de la economía, por lo que siguiendo ese patrón una de las ramas podría ser la de economía ambiental, donde destaca el trabajo de Martin Weitzman de la Universidad de Harvard y Bill Nordhaus de la Universidad de Yale por su trabajo sobre economía del cambio climático.



Otro de los candidatos que se consideran en esta entrada es Douglas Diamond de la Booth Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago, co-autor del modelo Diamond-Dybving de corridas bancarias.
Por último, considera a Colin Camerer del Instututo de Tecnología de California y Vincent Crawford de la Universidad de Oxford, economistas que investigan la economía del comportamiento.
Si usted desea apostar sobre el futuro ganador del premio Nobel de Economía, pulse aquí.

En lo personal, me agradaría que el premio fuera para Hausman y White ya que su aportación al campo de la econometría, en específico de la econometría de datos de panel dinámicos, es fundamental al ampliar el espectro de herramientas econométricas para el estudio de los fenómenos económicos y eso al final de cuentas es importante, porque es deseable que los planteamientos teóricos sean contrastados con la realidad a través de la econometría y con ello fortalecer el entendimiento de nuestro complejo entorno económico y social.