Tuesday, 8 November 2011

Reflexión sobre el 'Día del Economista'

Hace algunos años en el trabajo me di cuenta de que en México se celebra el día del abogado y del contador, pues en sus respectivos días se hacía extensiva una felicitación a ellos, esto naturalmente me hizo preguntarme sobre si existe también un día del economista.

Si buscamos en internet algo relacionado con el día del economista en México, no es muy claro, se mencionan algunos días como el 6 de noviembre o incluso el 21 de septiembre, pero al parecer este último es en Argentina.

El día domigo 6 de noviembre me enteré mediante twitter que se celebraba el día del economista, en realidad todavía desconozco si este festejo aplica a México o es la fecha en que se festeja a esta profesión en algún otro país de América Latina o del mundo. Si alguien conoce el dato, le agradecería que lo compartiera.

Lo que si me queda claro es que los economistas en México en su mayoría no nos desarrollamos en las áreas para las que estudiamos; en la universidad o facultad, nos preparan para ser analistas del mercado, econometristas, formuladores de políticas económicas o investigadores, entre otros.

En contraste, los economistas terminamos desarrollándonos como: ejecutivos de cuenta en algún banco, cajeros, cobradores, contadores, auditores, profesores de universidad o de preparatoria, vendedores, burócratas, administradores y una lista interminable de ocupaciones que estuvieron poco o nada contempladas en nuestros planes de estudio. En el peor de los casos, ante la falta de un empleo los egresados contemplan estudiar la maestría e incluso el doctorado como una forma de obtener un ingreso a través de las becas ofrecidas por las instituciones.

¿Pero cuál será la causa de este fenómeno, será acaso que los economistas no están egresando bien preparados de las universidades?

En primera, el mercado laboral en México no está preparado para recibir a tanto egresado año con año de las universidades, economía es una de las carreras que ha incrementado su matrícula en los últimos años, por lo tanto, ante tanta oferta de mano de obra, los empleadores se vuelven más selectivos y demandan de los profesionistas cada vez más aptitudes y habilidades.

No creo que los planes de estudio estén mal diseñados, considero que el problema es que se prepara al economista para desarrollarse con un perfil y el mercado laboral demanda otro. Aún así, existen economistas que se han desarrollado profesionalmente en áreas que les permiten ser analistas del mercado, investigadores y hasta formuladores de política económica.

En lo personal, considero que uno de los principales obstáculos para el economista mexicano es el "crony capitalism" definido por James J. Heckman como una economía donde unos cuantos se colocan en las cúpulas de poder y sólo sus allegados se beneficiarán accediendo a posiciones estratégicas.

En fin, considero que pese a lo complicado que pueda ser el panorama para los economistas mexicanos, sólo aquellos que realmente amen a la profesión harán hasta lo imposible para acceder a empleos que les exigan aplicar lo que con tanto esmero estudiaron durante años, el resto se conformará con tener un empleo y un ingreso sin importar a lo que se dediquen (esto no es malo, claro está).

De cualquier forma, les deseo un (tardío) feliz día del economista. La profesión que tanto amo.